domingo, 4 de octubre de 2009


Canto para Mercedes Sosa.
Por: José Juan Requena

Tus canciones me inspiraron niña mía,
estos versos de todos nuestros pueblos.
Sólo le pido a Dios, que no te mueras
para que no se pierda tu caminar eterno
por la cintura cósmica del Sur.
Como tú sabes Mercedes, todo cambia
cambia todo en este mundo y
cuando tengas tu tierra
sembrarás en ellas las palabras
de tu padre Martín Fierro.
Y al igual que las arenas, que van al mar,
tu pequeña huella, como la de Alfonsina,
no regresará del mar.
Canta niña mía, la zamba para morir
morir de sed, de hastío, de tanto amar.
Pero sigue creciendo infinita bajo tu Sol,
hoy escucho el hacha golpear contra el tronco
virginal de tu cuerpo, de tu vida,
¡Mercedes!.
Siempre fuiste serenata para mi alma
siento hoy que me muero si no tengo tu amor.
¡Tus cantos!
Doy gracias a la vida que me ha dado tu canto
en medio del quebranto te doy gracias Mercedes.
Hoy eres, como un pájaro libre, que emprendes tu vuelo.
Así te quiero yo libre, haciendo tus versos eternos
Sin nada de esta vida que te asombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario