jueves, 2 de abril de 2015

A Federico Eternamente Hermoso.



A FEDERICO ETERNAMENTE HERMOSO
.
 Por: José Juan Requena.

Federico eras hermoso,
como tu Luna andaluza,
blanca y resplandeciente,
en las noches con estrellas,
con su sombras negruzcas,
amarillea por tus calles
 de tu Alhambra andaluza,
 de tu Granada cantada
tantas veces por tu prosa.

Federico querido hijo
 de tu Granada soñada.
Un disparo solitario
 dejó tu alma callada.

A la sombra de un olivo
a  la sombra de sus ramas.
Vientos de tu Granada
sangre roja de tu canto
corre en la noche callada
en tierras de tu Granada.

 Granada eterna Federico,
que quedo siempre callada
en el eco de aquella bala
 que tu vida terminara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario