lunes, 26 de enero de 2015

Aquella Mágica Frase
Por: José Juan Requena
Te quiero me dijiste, aquella tarde fría.
Con la nieve cayendo desde el cielo
Infinito.
La calle era blanca, toda cubierta por
la nieve.
Las copas de los árboles se mecían
con el viento.
Aquellas tus palabras, llenas de melodía
de amor, y de dulzura llenan
el alma mía.
Tu amor mi bella dama
llena el alma mía,
de un fuego celestial que
esta nieve derrite.

Te quiero, me dijiste
amor del alma mía.
Alma de mi alma
con canto de sirena
que escucho todavía.
Retumban los cristales
con los copos de nieve
que cayendo del cielo
de este infinito cielo
desfasanse en agua
cantan tu melodía
¡Te amo!
¡Te quiero todavía

No hay comentarios:

Publicar un comentario