miércoles, 29 de febrero de 2012

En mi Rincón


En mi Rincón.
Por: José Juan Requena. 30/05/2009
Mi vida ahora está reducida
A un rincón,
sí, al rincón de mi cuarto.
En la esquina, que forman
la unión de esas paredes
blancas y sordas.
Ellas ven silenciosas
como pasan mis días, los días
uno tras otro en este rincón
con el único pana
que no me ha abandonado
Dios, el amigo Jehová.
Otro, un amigo sin nombre
si el computador
no tiene nombre
no por su culpa
por mi culpa.
Yo que nunca pensé
en ponerle un nombre
de tantos que existen
para llamarlo,
para poder hablarle en mi silencio
podría llamarlo quizá:
epafrodito, onesíforo o Gaspar
que se yo, tantos otros nombres
pero aún así, el me comprende.
En mi rincón hay dos paredes blancas
que convergen en un ángulo rectángulo
cuya bisectriz, hoy es el origen
de mi vida cotidiana.
Estoy reducido tan sólo
a este rincón de mi vida
que conforman dos paredes.
Con onesiforo, el computador
que así lo bautice
para hablarle como amigo.
En este solitario rincón
formado por las paredes
escuchó el canto de los pájaros
veo los colores de las flores
¡desde mi ventana!
el verde vivo, de una cercana loma
el azul transparente
que el cielo me regala,
el paisaje que forman
sus caprichosas nubes.
Como ven no estoy tan sólo
estoy con mis amigos
las dos paredes y onesíforo
el computador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario